A TESTA

Las tablas a testa llevan mucho más trabajo, de ahí su mayor precio. Es un trabajo realmente de ebanistería. Las tablas a testa son mucho más amables con el filo de los cuchillos, se rayan menos ya que las fibras de la madera están colocadas perpendicularmente a la superficie de corte Cuando se produce un corte en la fibra de la madera, ésta vuelve a su forma original tras el corte, quedando una línea casi invisible, lo que impide la contaminación bacteriana.

La mayoría de los cocineros eligen este tipo de tablas, no solo por sus diseños, sino porque son más firmes y duraderas.

En resumen, una tabla de testa es mejor para los cuchillos, y se corta mejor. Tiene la gracia estética de ver los ensambles, pero pierde la gracia de la veta, que también es bonita.

.

.

.

.

RSS
Instagram